- Este blog tiene musica. ¡No tengas miedo a encender los altavoces! -

(Suena: The end - The Doors)

domingo, 27 de diciembre de 2009

Buenos propósitos

domingo, 27 de diciembre de 2009
Dentro de nada, llegará el 2010 cargado de propósitos que antes de acabar enero habrán sido olvidados. Por ejemplo: dejar de fumar, apuntarse al gimnasio o ir a una academia de inglés. ¡Pues yo he decidido marcarme un propósito y cumplirlo! ¿Pero cuál? Mi problema es que no tengo grandes vicios para dejar. Y que eso del inglés ya está en marcha. ¿Entonces qué puedo hacer? Muy sencillo. ¡Crearme vicios! Si, como lo leéis. Crearme vicios. Si la montaña no va a Maoma, ¡que le jodan a la montaña!

Así que voy a pasar lo que resta de año fumando. Y a partir del 1 de enero, lo dejaré. Soy un génio, ¿verdad…? Solo espero no enviciarme demasiado... Y si así sucede, no pasa nada, siempre podré dejarlo en 2011.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Merry Christmas

miércoles, 23 de diciembre de 2009
¡Ya estamos en plena navidad! Aunque estoy seguro que no necesitábais leerlo aquí, para daos cuenta. Con la navidad llegan los turrones, Papá Noel, cenas copiosas, Reyes Magos, árboles de navidad, esos mazapanes que a nadie le gustan y los regalos. Muchos regalos. Lo que hace de la navidad una fiesta puramente consumista. Nos importa un pito que “no-se-quién” naciera en “no-se-dónde”. Y a mí, el primero.

Ayer estaba comprando con mi madre. Y mientras pasábamos por caja, vi como los de seguridad se llevaban a un tipo que había robado dos botellas de whisky. Este tío era claramente un chorrachuzo. Pero aún así, me pregunté cuanta gente estaría obligada a robar para comer estas navidades.

Erradicar el hambre en el mundo costaría 40.000 millones de euros anuales. Lo que es una buena cantidad de dinero. Aunque si lo comparamos con los 847.000 millones de euros de gasto mundial militar en el año 2007, ya no lo es tanto.

¿Sabéis cuantos submarinos nucleares hay en el mundo? Unos 390. Sumando los Americanos, Rusos, Británicos y Franceses. ¿Sabéis cuánto vale uno de estos submarinos? Sobre los 1.500 millones de dólares. Echar cuentas...


No es una locura pensar que el mundo podría pasar sin alguno de estos cachivaches. Sobre todo, porque las batallas ya no se libran en las llanuras de Europa ni en el Atlántico, sino en desiertos y montañas donde Dios perdió la alpargata.

Resumiendo. Si todavía existe hambre en el mundo, es porque los que mandan quieren. ¿Y quienes votan a los que mandan? Tú y yo. Ergo… la culpa es tanto tuya como mía. Y ahora os dejo, que como cerdo consumista, tengo que comprarme un reloj Lotus de 129 euros.

Feliz Navidad.

lunes, 14 de diciembre de 2009

No!

lunes, 14 de diciembre de 2009
Me joden las personas neutrales. Por eso no me gusta Suiza, aunque sí su chocolate. Para mí, las cosas son blancas o negras. No entiendo de grises, ni esas frases que empiezan por: “Mi verdad es...” ¿Qué significa eso? Verdad solo hay una. Y todo lo que no sea verdad, es mentira.

Tampoco me gustan las personas que no van de frente. Y conozco a uno que hace de esto un vicio. Por lo que últimamente andamos siempre zarpa a la greña. Me parece muy bien que no se lleve bien con la novia de un amigo. Reconozco que a mí, esa chica, me cae como una patada en las pelotas. Pero de ahí, a ponerle motes y burlarse de ella, hay un mundo.

Y como esas cosas no van con mi carácter, en mi presencia, no las permito. Además que... de vez en cuando, no está mal discutir un poco. Resulta incluso entretenido.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Bar - Reinols

viernes, 4 de diciembre de 2009
Me gustan los bares. Aunque no tanto como un buen estornudo o una mujer atractiva. Y creo que uno de los motivos es porque allí te puedes permitir lujos que en casa ni se te ocurrirían. Como por ejemplo; tirar un hueso de oliva al suelo, o no apuntar bien al orinar. Principalmente, porque la zapatilla de vuestra madre volaría por todo el pasillo hasta acabaros impactando en la cara. Porque otra cosa no, pero las madres tienen mejor puntería que Robin Hood.


Lo más fascinante de los bares es la barra y los seres que en ella habitan. Como por ejemplo, los servilleteros. ¿Alguna vez habéis visto un servilletero nuevo y reluciente...? ¡Jamás! ¿A qué se debe? Pues a que todos los servilleteros fueron hechos antes de “La gran depresión”. Y desde entonces, no se ha vuelto a fabricar ni un solo servilletero en todo el mundo. ¿O acaso sabéis de alguien que trabaje fabricando servilleteros? No, ¿verdad? ¡Entonces es que no existen!

Como tampoco existen servilletas de bar capaces de absorber líquidos. Si se te cae una gota en la mesa, es mejor dejarla donde está. Porque como intentes secarla, lo único que conseguirás es esparcirla por toda la mesa. Y algo absolutamente subgeneris, multiplicarla. Igual que el milagro de los panes y los peces, pero a la Española.

Porque las servilletas, ahí donde las veis, tienen muy mala celulosa. Permanecen fieles a tu lado, hasta que realmente las necesitas. Entonces se esfuman, desaparecen, se evaporan... Es como si te dijeran: “Eh, ehh, ehhh… ¿Dónde te quieres tu limpiar esos morros llenos de pringue? ¿En mí? ¡Ni se te ocurra!”


¿Y qué me decís de las tapas? ¡Dios mío! He visto tapas con vida propia y psiques más complejas que las de muchas personas. Y que aparte de andar solas, te dan conversación. ¿Qué pasa luego? Lo que tenía que pasar... Les acabas cogiendo cariño y eres incapaz de comerlas...

De todas formas, no hay que tenérselo en cuenta. Porque si os paráis a pensar un momento, descubriréis que la vida de una tapa es muy dura… Ahí están todo el día, solicas y en cautividad. Temiendo por su vida. Esperando el trágico momento en que la espada de Damocles caiga sobre ella, para sucumbir ante las voraces fauces de un hambriento cliente. O lo que es peor, viendo pasar a docenas de personas que las miran con altivez y preguntan con desprecio; “¿Eso qué será?”, para acabar escogiendo otra tapa más joven y sabrosa.

Cosa que no le sucederá a ese triste choricillo que nunca nadie pide. Y que pasa los días malviviendo, olvidado y ahogado en su propio jugo. ¡Menuda frustración debe sentir el pobre! Abandonado, repudiado, discriminado... ¡Qué injusta es la vida! Y más si cabe, porque a cada día que pase, sus posibilidades de ser aceptado en el estomago de algún valiente se esfuman. Y sabe, porque las tapas son muy listas, que pronto se le pondrá la etiqueta de: “Se mira, pero no se toca”. Y de eso, a ir de cabeza a la basura, hay un paso.


Si la barra del bar es el Sancta Santorum de los parroquianos asiduos al bar, el suelo será algo así como el equivalente a descender a los infiernos. Porque allí abajo puedes encontrarte de todo. ¡Absolutamente de todo! Desde documentos secretos de la CIA, a borrachos sepultados por una montaña de servilletas arrugadas, pasando por los calendarios de Chicholina del año 84.

Sin embargo, pese a todo, me gustan los bares. Y no por ser lugares donde puedes gritar “Ñá moza reciaaa” a toda mujer que veas, sino por ser un templo de sabiduría antropológica donde revertir a las cavernas sin desentonar.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Bellas y bestias

sábado, 28 de noviembre de 2009
El viernes por la tarde, estaba cansado y me dio pereza salir de casa. Así que me puse a ver una de mis series preferidas, “Las chicas Gilmore”. ¡Sí! ¡Sé que es una serie para chicas…! Pero aún así, me gusta. Lo reconozco. Adoro las conversaciones locas y surrealistas entre Lorelai y Rory.

¿Cuál fue el problema? Que los viernes, en lugar de esta serie, echan “Jara y Sedal”. Para quienes no lo conozcan, os diré que es un programa dedicado principalmente a la caza.

Pues bien, resulta que en medio del campo y ocultos en tiendas de camuflaje, media docena de tíos estaban pegando tiros a una bandada de palomas. Al principio, me pareció interesante. Incluso pensé que debía estar bien eso de ir a cazar. Hasta que vi en primer plano una paloma recibiendo un tiro y cayendo tiesa al suelo. Eso ya no me hizo ninguna gracia. Me desagradó bastante y me pareció sumamente cruel e injusto.

¿Qué les da permiso a esos tipos a matar palomas? Nada. Bueno, sí, una licencia de caza. Entonces, si yo pido un permiso para tirotear a algún imbécil que me caiga mal, no habrá problema alguno, ¿verdad? Ah... vaya... que no me lo darían porque eso de segar vidas no es muy correcto. Comprendo...

En el colegio tuve un profesor llamado Padre Domingo (Era un colegio de curas). Recuerdo como un día nos dijo que no le gustaban las corridas de toros, porque no eran justas. Él decía que el torero se debería enfrentar al toro, con las armas que la naturaleza le había dado. O sea, las manos desnudas y su inteligencia. Nada de espadas, capotes, picadores, ni drogar a los toros para que salgan mansos. Solo entonces sería justo. No sé vosotros, pero yo estoy totalmente de acuerdo con él.

Sé que alguno me dirá que también se matan a las vacas o los cerdos con los que se hacen las salchichas frescas que tanto me gustan. ¡Cierto es! Pero hay una diferencia sustancial. Y es que no he visto como los matan, ni como les arrancan las tripas. Porque como siempre se ha dicho: “Ojos que no ven, corazón que no siente.”

lunes, 23 de noviembre de 2009

???

lunes, 23 de noviembre de 2009
Reconozco que a veces se instalan en mi cabeza preguntas extrañas. ¡Pues hoy tengo una que se lleva la palma! Os cuento y así quizás me la podáis resolver.

Cuando un hombre sacude a otro hombre, es una agresión. Si un hombre, golpea a una mujer, también es una agresión. Salvo que sean pareja. Entonces, será violencia de género o maltrato. O al menos, yo lo entiendo así.

¡He aquí mi duda! Si un hombre zurra a un travesti, ¿qué es? ¿Agresión o maltrato? ¿Qué se impone? ¿Ser hombre, o que ese hombre se sienta mujer? Aunque claro… Lo que yo no sé, es si un travesti realmente se cree mujer… Por que puede que solo sea un tipo que se viste de lo que no es. Algo así como la Pepsi y la Coca Cola. Que parece que es, pero no es.

¿A que nunca os lo habíais planteado?

lunes, 16 de noviembre de 2009

Joker

lunes, 16 de noviembre de 2009
Los malos son al cine, lo que los mocos a un pañuelo. ¡Toda película debe tener su malo! Aunque hay malos y MALOS. Tenemos malos patéticos como el Doctor Maligno (Austin Powers) Malos seductores del estilo Katherine Tremmel (Instinto Básico) Y malos con los que no querrías ni cruzarte por la calle. Por ejemplo: Aníbal Leckter (El Silencio de los Corderos), Jason Voorhies (Viernes 13) o John Doe (Seven).

Pero si hay un malo que me fascina, es el Joker. Y no porque esté jodidamente loco, que también. Me maravilla por ser un todo reducido a una contradicción. Creo que esto último solo soy capaz de entenderlo yo…

(Frase del Joker en "Batman: El Caballero Oscuro") La locura es como la gravedad. Todo lo que hace falta es un pequeño empujón...

Normalmente, los malos son asesinos que se mueven por venganza, dinero, o traumas infantiles. Sin embargo, el Joker va más allá. Mucho más allá. Y como bien dicen de él: “Hay personas que simplemente quieren ver arder el mundo.” Así, sin más. Ni un motivo, ni un porqué. Tan solo por pura diversión. Y precisamente esto, le hace único entre los malos. Bueno, esto, y su peculiar sentido sádico y surrealista del humor.

Siempre he pensado que tanto Batman como el Joker, son las dos caras de una misma moneda. Porque en definitiva, ambos buscan lo mismo, justicia. Aunque por caminos contrapuestos que los llevan a enfrentarse. Y que tarde o temprano los acabará matando.

(Frase del Joker en "Batman: El Caballero Oscuro") Introduce un poco de anarquía, altera el orden establecido y todo se volverá caos. Soy un agente del caos. ¿Te cuento una cosa sobre el caos? ¡Es justo…!

Roto en mil pedazos

¿Sabéis cual es mi problema? Mi problema es que soy una persona muy sensible. Por eso, para que no me afecten las cosas, nunca les doy muchas vueltas. Los que llevéis un tiempo visitándome, ya sabréis que me gusta alguien. Pero que yo, para ella, solo soy un insignificante cero a la izquierda. Hace unos días, pasé la tarde tomando cervezas con un amigo. Estuvimos recordando los tiempos del instituto. Las pirolas, las gamberradas y las veces que nos expulsaron. ¡Qué buenos tiempos!

Sin embargo, la conversación derivó a temas personales. Me contó que había roto con su novia de toda la vida y que estaba jodido. Cuando me subí al coche para irme a casa, no pude evitar pensar en la chica que mencionaba al principio del post. Y que para más inri, se llama igual que la exnovia de mi amigo.

Recuerdo el primer día que la vi, como si hubiera sido hoy mismo. Inmediatamente, pensé que esa chica tenía algo especial. Y desde que hablamos por primera vez, me pareció fantástica. Tímida, pero fantástica. Nunca antes me había sucedido nada parecido con ninguna otra. Con el tiempo nos hicimos amigos. O al menos, yo la considero así pese a todo. Hasta que el 29 de diciembre del 2007 escribí una entrada en este blog que venía a decir que la echaba de menos. Fue entonces cuando me di cuenta que no solo la consideraba amiga, sino que me estaba empezando a gustar.

Siempre supe que ella nunca se interesaría por mí. Era algo que sentía y veía. Pero aún con todo, no quise marcar distancias. Me gustaba estar con ella y escucharla. Incluso sus manías me parecían simpáticas. Si tenía un mal día, y la veía, mis penas desaparecían. Y si por algún motivo me mandaba un mensaje, lo conservaba durante días como un bobo. El tiempo pasó, y por más que me empeñé en solo verla como amiga, no lo conseguí. Y aunque era plenamente consciente de que saldría mal parado, me enamoré... Si es que no lo estaba ya, desde aquella tarde en que contemplé sus preciosos ojos de cerca.

Así que ahí estaba yo, dentro del coche, cabizbajo, iluminado por una farola medio fundida, pensando en todo esto. Y esos sentimientos que había contenido durante tanto tiempo, para que no me hiriesen, explotaron. Y con ellos, vinieron las lágrimas. ¿Lágrimas yo? ¡Qué asco me di a mí mismo! Nunca, jamás, había manifestado tal debilidad. La última vez que recuerdo haber llorado, sucedió hará más de quince años, cuando murió mi tío José Luis. Y de repente, ahí estaba como un imbécil, con las manos en el volante, el motor encendido y buscando pañuelos.

Creyendo que conducir me haría pensar en otra cosa, me vine para casa. Error. Entre que era de noche y mis malditos ojos llorosos, tuve que parar porque temía tener un accidente. Al final acabé aparcando al lado de un jardincillo. Nada más aparcar, aparecieron unos críos con un perro y se plantaron delante de mi coche. ¡Adiós a mi reducto de intimidad! Me bajé del coche, cerré la puerta y empecé a andar hasta que cansado me senté en un banco.

Yo creía que dar un paseo me quitaría la tontería. Pero nada. Estaba igual o peor. Y encima, cada vez que me iba a cruzar con alguien, tenía que bajar la cabeza o mirar hacia otro lado para que no vieran la cara que llevaba. Os juro que habría dado todo lo que tengo por una esquina oscura donde llorar a gusto sin que nadie me hubiera podido ver u oír.

Sé que no soy el primero ni el último que tiene un amor no correspondido. Pero a mí, es la primera vez que me pasa. Hasta la fecha, solo me han gustado de verdad dos chicas y con ambas he estado. Pero a la tercera, no ha llegado la vencida, al contrario.

Si pudiera pensar con objetividad, vería que probablemente ella no es nada del otro mundo. Por que alguna vez, de forma indirecta, le he preguntado a alguno qué le parecía ella. Y todos coincidían en que era o parecía sosa y que de guapa tenía más bien poco. Sin embargo, para mí, es perfecta en todos los aspectos. Y yo, que soy capaz de sacarle cincuenta defectos al diamante más precioso, de ella no podría decir ni uno.

Por no poder, no puedo reprocharle que no le guste ni en pintura, ni los feos que me ha hecho y que a otra nunca le habría perdonado. Porque si me paro a pensar, no tengo nada especial que ofrecerle. Valgo menos que el precio de la ropa que llevo encima. Y no poseo ninguna cualidad por la que pudiera sentirse atraída. ¿Soy guapo…? Más bien del montón. ¿Gracioso…? A ratos. ¿Me espera un brillante futuro como ingeniero…? Lo dudo mucho. Solo puedo ofrecerle lo que tengo y lo que soy, aunque por lo visto, es bastante poco para ella. Como veis, me siento la última mierda del mundo.

Pero no merezco ni la más mínima compasión. Porque aún sabiendo que un día la realidad me abofetearía, preferí disfrutar de los momentos en que la tuve cerca a protegerme. Y así me ha ido. Hace unos días, me concedí a mi mismo unas horas de debilidad. Me comporté como un niño y lloré, nunca jamás se volverá a repetir. Bajo ningún concepto.

¿Sabéis qué es lo más gracioso de todo? Que pese a lo mal que me siento, la echo de menos. Y que cada mañana, nada más levantarme de la cama, lo primero que hago es mirar si me ha escrito al correo. ¿Y sabéis qué es lo más triste? Que le dije, no, a otra chica. Porque el tonto de mi corazón, soñaba con que algún día ella me querría.

No comments, please.

martes, 10 de noviembre de 2009

HA HA HA

martes, 10 de noviembre de 2009
Siempre he pensado que el mundo está controlado por tres carcamales dueños de las petroleras, las tabaqueras y la industria del automóvil. Y que suelen reunirse en la última planta del rascacielos más alto del mundo para contemplarnos como hormigas.

Pero aunque ellos se crean por encima del bien y del mal, no son más que simples mortales. Por eso, y porque lo tienen todo, se aburren. Nosotros somos su entretenimiento. Y su hobby, es hacernos la vida imposible.

Esta es la única explicación que se me ocurre para el hecho de que las cosas aparentemente sencillas, resulten tan complicadas.

Un ejemplo, comprar el pan. ¡¿Cuántos tipos de pan existen...?! De centeno, de oliva, Chapata, Baguette, de pueblo, Pichi, Hogaza, de cinta, Cremona, de soja, con gluten, sin gluten, Mandioca, Integral, Grahan, de maíz, de triticale, de mijo, de arroz, de avena, de quinoa, de espelta, Blanco, Negro, Acimo, Muffin, Pitta, Matzá, Naan, Brioche, de fibra, de semillas, de futas

¡BASTA! ¡Qué estrés! Pero si yo solo quiero una barra normal. De las de toda la vida… ¿Porqué torturarnos de esta manera? Creo que necesitamos un Joker que haga tambalear los cimientos de ese enorme rascacielos. ¿Algún voluntario?

lunes, 2 de noviembre de 2009

The A-Team

lunes, 2 de noviembre de 2009
Si algo bueno trajeron los años ochenta a parte de la música Disco, el mundial de España, y mi nacimiento, fueron series míticas como El Equipo A, La Mujer Biónica, Fama, Mac Giver, Cuentos de la Cripta, V y Las Pesadillas de Freddy.

Hoy os voy a hablar del Equipo A. Porque solo en los ochenta se llamaría héroes a un grupo formado por un mujeriego, un loco, un cachas demasiado amigo de los niños y un fumador de puros. ¡He aquí la versión ochentera y sin mallas de Robin Hood!


Pero no solo era una serie de tiros, como dirían muchos indocumentados. Era una serie tan educativa como el Libro Gordo de Petete o Barrio Sésamo. Y si no me creéis, ahí van unos cuantos ejemplos.

El Equipo A nos enseñó que cualquier cosa, por inofensiva que pareciese, era susceptible de explotar o arder. ¡Así, sin más! Que el mejor lugar para encerrar a alguien no es un taller lleno de herramientas. Y mucho menos un almacén de fuegos artificiales. O que en las escenas de riesgo, los dobles no tenían porque parecerse a los protagonistas.

También nos enseñó que si teníamos un problema con alguien, ¡era de tontos dialogar! Lo que había que hacer era cogerlo del pecho y lanzarlo por los aires. Eso, o dispararle doscientas balas. Pero ojo, en plan amigos, ¡sin tirar a dar! A ver si vamos a tener un disgusto y acabamos en el hospital.


¿Y qué me decís de Fénix? ¡Todo un crack! Porque debéis saber, que él solito hizo soñar a toda una generación de hombres, con vivir de las mujeres. Y nos enseñó, que incluso en medio de la nada, se podían encontrar los materiales necesarios para fabricar un ultraligero.


Pero ante todo, gracias a M.A. Barracus. Porque tú, y solo tú, demostraste que la bisutería era bella. ¡Cuánto dinero nos has ahorrado! ¡Gracias! Y como no mencionar la labor social de Murdock para la integración de los desequilibrados mentales. A quienes les enseñó, que por muy chiflados que estuvieran, siempre habría un lugar para ellos en Iberia.

martes, 20 de octubre de 2009

Holidays

martes, 20 de octubre de 2009
Últimamente tengo esto bastante desatendido. Pero es que me da una pereza bárbara visitar blogs, actualizar el mío y pensar en futuras entradas. Solo os digo que ayer estuve a punto de borrar el blog. Así que he decidido tomarme unas mini-vacaciones blogeriles hasta el 2 de Noviembre.¿Por qué esta apatía? Pues porque estoy cansado de todo. Y nada animado en general. Las cosas no marchan como quisiera. Por un lado, no sale ningún trabajo. Y de donde me llaman, en todos me acabarían mandando a países de mierda. Por otro lado, mi madre está mal con la tensión. Mi abuela dando por saco todo el día. Y mi padre fastidiado de las rodillas, aunque se lo calla.

Para acabar de tocar las narices, están de obras en mi bloque. Y desde las 9 de la mañana los albañiles no dejan de martillear. Con los amigos todo bien. Quedamos, lo pasamos bien y todo eso. Aunque no les he comentado nada porque no me gusta hablar de esas cosas. Bueno, a una amiga si le dejé caer algo en un correo. Pero parece que le ha importado más bien poco.

Hablando de amigas… ¡El acabose! Resulta que la respuesta a mi pregunta: ¿Te apetece dar una vuelta? Fue… “Estoy cansada de hacer el idiota. O salimos en plan pareja, o te vas a tomar por saco” ¿Cómo os quedáis? Yo, con cara idiota. Está visto que cualquiera menos la que debería. Porque si os cuento lo que me pasó en Barcelona este verano…

Aún con todo, trato de poner buena cara. Pero no siempre se consigue. Sin ir más lejos, esta mañana me ha dicho mi madre: “¿Pero qué te pasa? Alegra esa cara.”
... Bueno, lo dejo aquí, me canso de escribir.

Bye.

martes, 13 de octubre de 2009

Inocente :P

martes, 13 de octubre de 2009
Cuenta la leyenda, que Miguelico “el Glotón”, aprovechando que sus amigos mal jugaban al billar, se comió vilmente todas las tapas que habían pedido.

Miguelico “el Glotón”, argumenta que lo hizo sin mala intención. Que todo fue producto de la somnolencia. Y del hambre causado porque sus insistentes amigos, le habían arrancado de la cama a horas intempestivas después de una noche de Pilares ajetreada.

Y puesto que Miguelico “el Glotón”, se había quedado sin argumentos válidos. Filosofeó sobre el término “todo”, en relación al hecho de haberse zampado todas las tapas. De forma que concluyó afirmando que sus amigos eran unos exagerados. Y que no era correcto emplear la palabra “todo”, cuando había dejado en los platos, alguna que otra miguilla.


Fin del atestado.

domingo, 11 de octubre de 2009

:(

domingo, 11 de octubre de 2009
Ayer estuve de boda. No la mía, claro está. Ir de boda implica soportar una misa larguísima. Al cura atacando a los matrimonios separados. A tus tías pasándote revista de pies a cabeza. Fingir familiaridad con personas que ves cada tres años. Rastrear mujeres casaderas. (jajaja Me encanta esta frase!) Huir cuando tu madre o alguna de tus tías quieren bailar. Y comer mucho. Comer mucho, y beber un poquitín.

Vino, cinco cubatas, tres cervezas, y un zumito para compensar. Compensar porque luego tocaba coger el coche. Y puesto que el coche era mío. Para que diera positivo mi padre con él, lo daba yo. De todas formas, explicado así, puede parecer que cogí el coche estando crujido. Pero no fue así. Al menos, del todo. Dejémoslo en un simple “achispado”.

Así que hoy estoy hecho un trapo. Estomago revuelto, dolor de cabeza, y me escuecen los ojos a rabiar. Tengo sueño. Mucho sueño. Pero como ya no aguantaba más en la cama, me he levantado y he tomado un ColaCao calentito. Como un niño bueno.

El caso es que mientras me tomaba el ColaCao, me ha venido a la cabeza ella y aquel post titulado ‘Te lo dedico’. Cuanto… […aquí iba un parrafito ñoño y tonto que he preferido borrar…] y cuanto… [… y aquí unas líneas que han sucumbido al poder de la tecla ‘Retroceso’…]

En definitivas cuentas. Ojala pudiera arrancarme los ojos y el corazón de cuajo. Y entre borbotón y borbotón de sangre, volverlos a poner en su sitio, para así poder mirar a otras,como la miro a ella.

Today, no comments.

sábado, 3 de octubre de 2009

Sapiens sapiens

sábado, 3 de octubre de 2009
Nuestras virtudes y nuestros defectos son inseparables,
como la fuerza y la materia.
Cuando se separan, el hombre no existe.


(Nikola Tesla 1856-1943)

sábado, 19 de septiembre de 2009

Teorizando…

sábado, 19 de septiembre de 2009
Podría decirse que uno de mis hobbies es elucubrar teorías absurdas. Así que hoy he decido compartir algunas de ellas con vosotr@s.

- Las mujeres que llevan gafas de sol enormes, ocultan algo. No sé el qué. Quizás ojeras, o un ojo de cristal. Pero algo ocultan…

- Si ves desnuda a Woopy Goldberg te quedas ciego en el acto.

- Los vecinos Rusos de mi edificio que nunca saludan cuando te los cruzas, no tienen permiso de residencia. Eso, o es que son unos maleducados. Lo que me parecería mucho peor.

- Al final de las pelis porno los actores se tienen que casar porque han hecho el amor.

- Los profesores de gimnasia son descendientes directos de Hitler.

- María Patiño es Sargento Instructor de la Legión Española.

- Toda aquella persona que esté en la puerta de un restaurante Chino, y además se encuentre apoyada en la pared, pertenece a la mafia. Independientemente de que sea Asiático, Negro, Colorao, o una anciana de noventa años.

- Los neumáticos de Fernando Alonso están sujetos por tres chicles de fresa y uno de menta.

- El regusto de los cafés de la Escuela de Ingenieros de Zaragoza, es debido a restos de Fairy en la cafetera.

Y por último...

- Los que se dedican a hacer teorías tan absurdas como estas, tienen demasiado tiempo libre... Esta es la única verdad.

domingo, 13 de septiembre de 2009

Ron, ron, ron, la botella de ron.

domingo, 13 de septiembre de 2009
Desde que era un canijo tocapelotas, me han encantado las pelis de piratas. Piratas, que no piratones… Porque claro, ¿Quién no querría ser un vividor libertino, un canalla buscalios, y un aventurero borrachuzo? Yo, ¡sí! Es más, si ahora mismo pudiera firmarlo, estamparía sin dudarlo mi X de analfabeto.

Debe ser una gozada levantarse cada mañana y tras ajustarse el parche, sacarle brillo a la pata de palo y darle de comer al loro, decidir qué puerto saquear. Y todo esto rodeado de barriles de ron y canciones pegadizas.

¿Y qué me decís del barco pirata? ¿Acaso hay algo más fardón que bajarse de un buque viejo y mohoso con treinta cañones de veinte libras, mientras te rascas tus partes y escupes al suelo…? Igual la palabra no es ‘fardón’, sino cerdada… Pero no importa, porque cuando eres un buen pirata la cosa es llamar la atención y escandalizar.

Aunque como todo no puede ser bueno, sospecho que los piratas carecen de un buen seguro médico. Porque si no, no se explica tanto garfio, parches en el ojo, patas de palo, y una alarmante falta de higiene personal. Por no hablar del tifus, la fiebre amarilla, o el cólera.

Pero bueno, ¿Qué supone un poco de fiebre amarilla, comparado con seducir a la hija del Gobernador, famosa por tener los pechos más turgentes y voluptuosos del Pacífico…? ¡Nada!

sábado, 5 de septiembre de 2009

Gol en las Gaunas !!!

sábado, 5 de septiembre de 2009
El fin de semana pasado, arrancó la liga de las estrellas. La liga de los Kakás, los Cristianos Ronaldos y los Ibrahimovic. Todos, flamantes fichajes de incuestionable calidad y técnica. Pero de precio desorbitado.

Me gusta el futbol. Me gusta el Barsa. Me gusta repasar la clasificación cada jornada, las estadísticas, ver los mejores goles y seguir a las nuevas promesas del futbol español. No me gusta el negocio del futbol, las camisetas repletas de publicidad, los maletines a final de temporada, Tomás Guas, ni que los equipos pertenezcan a constructores.

No comprendo, cómo se permite a los equipos de futbol deber al estado cientos de millones sin que nadie los reclame. No comprendo por qué los Ayuntamientos y los Gobiernos Autonómicos dan millones y millones a los equipos de futbol profesional. ¡No sé porque nadie lo denuncia!

El 31 de octubre del 2008, el Grupo Popular preguntó en el parlamento por la deuda de los equipos de Primera y Segunda División. La respuesta del Gobierno fue la siguiente: 627.266.721,38 euros. Redondeando, 627 millones de euros. ¿Cómo os quedáis? ¿Conocíais este dato?

Contando con que España tiene una población de unos 46 millones de habitantes. Hacemos la división y… ¡Tachán! Los clubes de futbol deben a cada español 13.63 millones de euros. ¿Cómo coño se les puede permitir esta deuda?

No diré que dándole a cada español 13 millones de euros se solucionaría la crisis, porque habría un aumento brutal de la inflación. Pero imaginar todo lo que se podría hacer con ese dinero; hospitales, escuelas, zonas para aparcar mi coche, viviendas baratas o ayudas a los desempleados...

Pero claro, mientras el pueblo celebra los goles de su equipo no mira hacia arriba, hacia los políticos, los estómagos agradecidos, los que viven del cuento y de los impuestos.

¡Tenemos lo que nos merecemos! Y ahora, me voy a ver los goles de la jornada pasada en Youtube, otra vez. BYE



sábado, 29 de agosto de 2009

Buenos días mundo!

sábado, 29 de agosto de 2009
Bueno, bueno, bueno… Cuanto tiempo! Tanto, que casi no reconozco mi casa. Como habréis visto, me he tomado unas largas vacaciones. No me despedí porque nunca pensé que estaría tanto sin escribir, la verdad. Pero los días fueron pasando… luego las semanas… Y con las semanas los meses… Y así, a lo tonto, he estado sin publicar 47 días. Lo que son 1.129 horas, 67.680 minutos, 4.060.800 segundos.

Y como un segundo son 9.192.631.770 oscilaciones del átomo de Cesio 133. En el tiempo que no he escrito, ese isótono de cesio que todos guardamos en el cajón de los calcetines, ha oscilado un total de: “MA ERROR”. Que viene a ser lo que dice la calculadora del móvil cuando hay un porrón de números.

En resumen, he vuelto. Y espero quedarme durante una buena temporada. Aunque eso, como todo, dependerá de las Musas en todas sus formas… (Yo ya me entiendo :P)




lunes, 13 de julio de 2009

Nahasapeemapetilon

lunes, 13 de julio de 2009
Mi amigo D y yo, íbamos hacia el Colector (barrio cercano al mío). En un semáforo cruza una chavala, me saluda y camina delante de nosotros.

Yo - Joer, como se ha desarrollado en un par de años. (digo en voz baja)
D - ¿La conoces?
Yo - Si, es una vecina. Se llama A, o algo así…
D - Tá wena. Se da un aire a L.
Yo - ¿Está mal que le mire el culo a mi vecina? ¿Cuántos años tendrá...?
D - ¡Lo que esta mal es que seas un puto voceras y se entere toda la calle!

Y por eso mi amigo lleva dos días llamándome: ‘Apu, el del badulaque’. Por que mi bocaza siempre está abierta. Pero qué le voy a hacer. A veces no controlo lo que digo, ni el volumen con el que lo digo.


¿Alguna vez os ha pasado algo parecido? Seguro que sí. Contarme, contarme...

jueves, 2 de julio de 2009

:P

jueves, 2 de julio de 2009
No sé como se las apaña mi madre, pero cada cierto tiempo, provoca situaciones en las que me lo hace pasar mal. Y anteayer, fue uno de esos días.

Había estado toda la tarde con los amigos de bar en bar. Estaba acalorado, sudado y apestando a tabaco. Así que nada más llegar a casa me metí de cabeza en la ducha. Después, me respanchingé en el sofá y me quedé medio dormidico, hasta que unas voces me despertaron. Voces que resultaron ser mi madre y una vecina entrando al salón.

¿Y qué problema hay? Preguntareis. Pues bien, el problema es que me pillaron con una camiseta, el pantalón corto del pijama y nada más. O sea, sin calzoncillos. ¡Menuda putada! Y más todavía por lo poco ancho del pantalón, y por la leve “felicidad” del soldadito. Ya me entendéis, ¿verdad?

Imaginar la situación. Un sofá de tres plazas. A la izquierda, mi madre. A la derecha, la vecina del cuarto. Y en medio, yo. Mejor dicho, él. ¡Qué veinte minutos más tensos pasé!... nunca mejor dicho…

Y ahí estaba yo, en medio del fuego cruzado de una apasionante discusión sobre las obras de la comunidad, pensando en cosas raras para ver si todo volvía a su estado natural.Al final, la vecina se fue por donde vino. El soldadito descansó. Y mi madre me llamó maleducado por no levantarme para despedirla. Pero bueno... mejor maleducado que exhibicionista ¿no?

miércoles, 1 de julio de 2009

¿?

miércoles, 1 de julio de 2009
Mañana o pasado habrá post de verdad. Hoy, tan solo una reflexión. El domingo fue mi cumple. Recibí 6 llamadas, 13 mensajes de móvil y 4 felicitaciones por messenger. Todas me hicieron mucha ilusión. Aunque algunas más que otras. Y aquí lo curioso.

Cuando me llamó M, la confundí con otra M. (la culpa es del móvil no se oía muy bien con el ruido de la calle) Estuvimos hablando sobre un cuarto de hora, y al colgar, caí en la cuenta de mi error por su peculiar y típica despedida.

Y yo me pregunto, ¿Cómo demonios pudo suceder esto? ¿Tan cuadriculados somos? Por que la conversación no fue de las típicas que tienes con la familia: ¿que tal han caído los años?, ¿como estáis todos?, ¿a ver cuando nos vemos? ¡No!

Así que al igual que los bancos... no doy crédito.


viernes, 5 de junio de 2009

Free

viernes, 5 de junio de 2009
Hace un día maravilloso. Estoy feliz y contento. Me calzo mis nuevas Adidas negras y salgo a la calle. Camino libre y despreocupado. Nada altera mi paz interior.

Las vecinas me miran y sonríen. Yo les devuelvo la sonrisa con un: "Hace un día maravilloso señoras"

Entonces miro hacia abajo y... ¡Dios! ¡¿Dónde están mis pantalones?!


viernes, 22 de mayo de 2009

1...10

viernes, 22 de mayo de 2009
Diez cosas para hacer con tal de no estudiar:

- Ordenar el armario.
- Limpiar el discoduro de basura.
- Merendar hasta tres veces.
- Pasar la aspiradora.
- Leer una biografía de Napoleón.
- Instalar el Windows.
- Escribir en el blog.
- Lavar el coche.
- Escuchar un recopilatorio de 3 cd’s de Jazz.
- Leer las instrucciones del microondas.


Yo he hecho todas estas. ¿Y vosotros que habéis hecho...?

lunes, 11 de mayo de 2009

The Wonderful Kid

lunes, 11 de mayo de 2009
¿Alguna vez habéis pensado en ser un superhéroe? ¡Yo, si! Me llamaré “El Chico Maravilla” Y cuando la damisela de turno me pregunte: “¡Oh, Chico Maravilla! ¿Qué tienes de maravilloso a parte de tu evidente belleza, inteligencia y humildad?” Yo responderé, mirándome ahí abajo: “¿De verdad quieres saberlo pequeña?” Ejem… mejor cambiemos de tema…

Todo superhéroe necesita un traje, uniforme o disfraz. Como lo queráis llamar. ¡Y El Chico Maravilla no va a ser menos! Quiero un traje cómodo y barato. Cómodo, porque no quiero picores o roces molestos mientras lucho contra los malos. Y barato, porque estamos en crisis. Así que llevaré mi pijama azul marino, una capa granate brillante con purpurina que le pediré prestada al hermano Drag Queen de Superman, y unos calzoncillos amarillos por encima del pantalón que marquen paquete paquetón.

De todas formas, tener un nombre pegadizo y un traje molón, solo me servirá para salir en la MTV cantando “El Rap Navideño del Chico Maravilla! Yo lo que realmente quiero es cambiar el mundo. Pero cambiarlo para mejor. Si solo fuera cambiarlo, bastaría con destruir el sol y condenar a la humanidad a una noche eterna, alumbrada por esas horribles farolas de luz amarilla pálida.

Y para mejorar el mundo necesito dos cosas. La voluntad de hacerlo, que ya la tengo, y un superpoder. ¿Cómo ganar el superpoder? ¡Muy sencillo! Según mi teoría, si el 28 de junio (día de mi cumpleaños -se aceptan regalos-) toco un borne de la batería de mi coche con el pulgar derecho, y el otro borne con la lengua, ganaré el superpoder en el que esté pensado. ¡Veis qué fácil! O eso creo yo...

¡E aquí, el gran problema! ¿Qué superpoder elegir? Parece una tontería, pero es importantísimo. Ser super-obeso, super-desagradable o super-apestoso, no me va a ayudar en absoluto a salvar el mundo.

Podría elegir ser invisible. Sin embargo, tal y como yo lo veo, este superpoder solo puede ser usado para hacer el mal. Espiar, robar, putear… etc... ¡Supervelocidad! Este poder está chulo si huyes de tu boda. Pero en el resto de los casos, solo te garantiza contemplar en primera fila una catástrofe. Volar. Me gustaría volar aunque solo fuera para evitar los semáforos. Sin embargo, ¿de qué me serviría poder volar en medio de un huracán? ¡De nada! Salvo que quiera ser absorbido por la centrifugadora más grande del planeta. También podría tener visión de Rayos-X. Poder que todo hombre desearía poseer para ver desnudas a las mujeres... ¡Error! Con Rayos-X, lo que se vería serian sus huesos. Y además, no creo que este superpoder me sea muy útil cuando esté luchando contra el Doctor Muerte en la Isla Calavera. ¡Ríndete Doctor Muerte! ¡O veré tus huesos!... Mal poder...

Está visto que esto de ser un superhéroe es más complicado de lo que yo pensaba. Así que mientras decido cual será mi superpoder, meteos en líos de los que podáis salir por vosotros mismos. Y no hagáis como yo…

sábado, 2 de mayo de 2009

Meme

sábado, 2 de mayo de 2009
A) ¿Un lugar para relajarse?
Me relaja pasear solo.

B) ¿Te echas la siesta?
No, que luego por la noche no duermo.

C) ¿Quién ha sido la última persona a la que has abrazado?
A una tal Marta.

D) ¿Tu plato preferido para la cena?
Pan con tomate, aceite y jamón.

E) ¿La última cosa que te has comprado?
Una Baguette, un barra de pueblo, una bolsa de maíz y dos piruletas.

F) ¿Que escuchas ahora mismo?
Map of the problematique. Muse.

G) ¿Tu estación del año preferida?
La primavera.

H) ¿Que tienes en tu armario de baño?
No tengo armario en el baño propio. Lo comparto con mi padre y siempre lo tenemos patas arriba.

I) Di algo de la persona que te pasó este meme.
Es la persona del mundo mundial que más a menudo actualiza el blog :)

J) Si pudieras tener una casa en cualquier parte del mundo, ¿Dónde te gustaría que estuviera?
En Milán.

K) ¿Lugar favorito de vacaciones?
Donde estén los amigos.

L) ¿Como tomas el café?
Cortado. Si tengo sueño, sólo. En verano con hielo. Y siempre fuera de casa. En casa nunca tomo café. No sé porqué…

LL) ¿De qué te gustaría librarte?
Prefiero no decir nombres jajaja

M) ¿Que querías ser de pequeño?
Arquitecto. Y los fines de semana, atracador de bancos.

N) ¿Que hechas de menos?
Ahora mismo nada. (Mentira pero no me apetece mencionar a nadie)

Ñ) ¿Que estas leyendo ahora mismo?
Una biografía de Napoleón.

O) ¿Cuál es tu marca preferida de jeans?
Me dan igual las marcas. Todos me sientan bien jajajaja

P) ¿Qué pieza de diseñador de ropa te gustaría tener (nueva o vintage)?
Me gustaría tener una camiseta de la selección holandesa del mundial del 74.

Q) ¿Vivirías tu vida de otra manera a como la vives ahora?
No.

R) ¿Volverías a crear el blog?
Si. Pero no le diría de su existencia a nadie. A veces, saber que lo puede leer gente que me conoce, coarta mi libertad de expresión.

S) ¿En el armario de qué famosa te gustaría perderte?
¿Armario? ¡En todo caso en qué cama! Y por ejemplo en la de Pilar Rubio.


->Pregunta creada por mi<-

T) ¿Si fueras un superhéroe, llevarías los calzoncillos por encima de los pantalones?
¡Si! ¡Sin ninguna duda!


Y los nominados son:
Pretty Chocolatina & Sweet Nayuribe

martes, 21 de abril de 2009

Drácula

martes, 21 de abril de 2009
Ayer me encontré con Drácula en un callejón. ¡No veáis qué susto! Casi me hago popó encima. Yo que andaba tan feliz pensando en mis cosas, o sea en culos. Y de repente, me sale de entre la niebla un tipejo pálido, con colmillos, y con una elegante capa de amplio vuelo.

“Voy a chuparte la sangre” Me dijo con acento Transilvano. Aunque me sonó más a cómo habla un Rumano borracho. Después, escuché pasos tras de mi. Me giré, y allí estaban las tres vampiresas guarrillas que salen con Drácula en todas sus pelis. La rubia delgaducha, la morena de grandes… ‘ojos’ y la pelirroja. ¡Como me gustan las pelirrojas! Pero esa es otra historia...

“Vamos a chuparte… (me hice ilusiones)… la sangre. (aquí se fueron mis esperanzas de verme inmerso en una vorágine sexual con ellas)” Ante esta situación, ¿qué podía hacer? Mi cuerpo solo tiene seis litros de sangre ¡Y no me gusta compartir! Así que recurrí a mi entrenamiento Karateka y me puse a llorar como una niña, esperando que Buffy, la sexy Caza Vampiros, viniera en mi rescate. Lo malo es que la muy cabrona no vino, porque le estaba dando una paliza a su camello por haberle pasado mala Maria.

No os podéis imaginar cuanto me arrepentí de no haber cogido un crucifijo esa noche. Pero claro, al señorito Miguelo, le pareció mejor idea coger un paquete de chicles…

¿Cómo acabó todo? Pues de forma lamentable ¡Para variar…! Resulta que aquella misma tarde, había merendado uno de mis habituales bocadillos de ajo. Y al echarles el aliento en la cara, huyeron como un soldado Francés lo hace del peligro. ¡Para que luego critiquen al mal aliento!

martes, 14 de abril de 2009

Una de Calzones

martes, 14 de abril de 2009
Desde que el mundo es civilizado, (Nota del autor: El mismo día que se inventó el mando a distancia), el hombre ha ansiado encontrar el perfecto equilibrio entre sujeción y comodidad, en cuanto a la entrepierna se refiere. Y tras muchos siglos de desesperada búsqueda, estamos como el primer día.

Yo soy de los que prefieren el boxer al slip por su elástica sujeción. Al menos para salir a la calle. Por que en casa, no hay nada mejor que unos slips varias tallas más grandes. El problema de los boxer es que en verano dan calor. Y que si escoges una talla pequeña, te cortan la circulación en las piernas, y la voz se te vuelve aguda por la contención testicular. Aunque este es un riesgo asumible, con tal de llevar las cosas en su sitio. Por que si van sueltas, hay que recolocarlas. Y colocarse el paquete a tu gusto es algo que, cuanto menos, no pasa desapercibido. Además que es algo digno de comentar diciendo “Así, ¡si!”, después de haber dado dos saltos para comprobar que todo está bien sujeto.

Sin embargo el slip es todo lo contrario. Pierdes sujeción, pero ganas libertad de movimientos y frescura. Perfecto entonces, ¿verdad? ¡No! Imaginaos la siguiente situación:

Viernes, noche. Palacio de la Zarzuela. Estas saludando al Rey Juan Carlos y al hacerle la reverencia… ¡Zás! Se te sale un testículo del calzoncillo. Tú lo sabes. Él, no. ¡O eso esperas! Pero la sensación de incomodidad y rubor puede verse en tu mirada. ¿Qué haces? ¿Te metes la mano en el pantalón delante suyo, das dos saltos, y dices asintiendo con la cabeza; “Así, ¡si!”, mientras le guiñas un ojo a la Princesa Letizia? ¿O te vas al servicio caminando con las piernas arqueadas como un cowboy? Difícil decisión…

De todas formas, no se puede culpar de esta más que probable situación, a unos calzoncillos dos tallas más grandes, o al afán por sentirla libre y juguetona. La culpa es de la sociedad. De la sociedad y de tu madre por haberte acostumbrado a usar ropa interior. Seguro que a Mowgli, el niño de la selva, no le pasan estas cosas. ¡Principalmente por que va en bolas! ¿Tengo o no tengo razón?... ¡Lo sabía!

viernes, 3 de abril de 2009

FILO

viernes, 3 de abril de 2009
La mujer alcanzó la perfección.

Su cuerpo muerto muestra la sonrisa de realización;
la apariencia de una necesidad griega
fluye por los pergaminos de su toga;
sus pies desnudos parecen decir:
hasta aquí hemos llegado, se acabó.

Los niños muertos, ovillados, blancas serpientes,
uno a cada pequeña jarra de leche, ahora vacía.

Ella los ha plegado
de nuevo hacia su cuerpo; así los pétalos
de una rosa cerrada, cuando el jardín
se envara y los olores sangran
de las dulces gargantas profundas de la flor de la noche.

La luna no tiene por qué entristecerse,
mirando con fijeza desde su capucha de hueso.
Está acostumbrada a este tipo de cosas.
Sus negros crepitan y se arrastran.

(Sylvia Plath. Ariel, 1965)



Este es el último poema que escribió Sylvia Plath. No sé si os habrá gustado. Pero ahora os pido que lo volváis a leer, sabiendo que el día después de escribirlo, se suicidó... Y que en estas, sus últimas palabras, relató el sentimiento de una vida acabada y los preparativos previos al suicidio.

domingo, 29 de marzo de 2009

Insignificancias

domingo, 29 de marzo de 2009
Supongo que la mayoría de vosotros habréis visto American Beauty. Yo, si. Cuatro veces. De ella se han dicho muchas cosas. Que si es fiel reflejo de la vida americana… Que si es un grito al existencialismo y a la liberación personal… bla, bla, bla, bla…

Todo eso está muy bien. Pero tal y como yo lo veo es una crítica al materialismo y a la búsqueda del éxito. Por eso mi parte preferida es una discusión entre Lester y Carolyn. Os describo la escena:

Carolyn llega del trabajo y se encuentra con un cochazo en el garaje que Lester ha comprado sin preguntar. Entra a casa muy enfadada y empiezan a discutir. Él le pregunta donde está la alocada Carolyn de la que se enamoró, y por un momento, se acaramelan en el sofá. Entonces…

Carolyn - Lester, vas a manchar de cerveza el sofá.
Lester - ¿Y qué? Es sólo un sofá…

Carolyn - Es un sofá de 4000 dólares. La tapicería es de seda Italiana. ¡No es sólo un sofá!
Lester - ¡Es! ¡sólo! ¡un! ¡sofá! Esto no es vida. Son sólo objetos. Y a ti te importan más que vivir. ¡Esto es una locura…!

No sé porqué le damos tanta importancia a las cosas, los objetos, y a lo que se dice pero no se siente... Quizás la vida nos iría un poquito mejor si valorásemos todo en su justa medida. Y si pudiésemos ser felices conformándonos con lo que tenemos.

¿Qué pensáis vosotros?

domingo, 15 de marzo de 2009

No, no, no

domingo, 15 de marzo de 2009
No es lo mismo ser miembro del partido, que tener partido el miembro.

No es lo mismo marioneta, que venga Mario y te la meta.

No es lo mismo decir las ruinas de machu pichu, que un macho te meta el pichu y te deje en ruinas.

No es lo mismo decir tuberculoso, que ver tu culo hermoso.

No es lo mismo que un caballo llegue a la meta, que venga un caballo y te la meta.

No es lo mismo Calcular, que meter el culo en cal.

No es lo mismo calentar al baño María, que calentar a María en el baño.

No es lo mismo estrecharte la mano, que echarte tres con la mano.

No es lo mismo vivir en la calle del medio, que vivir en el medio de la calle.

No es lo mismo bolas blancas de nieve, que Blanca Nieves en bolas.

No es lo mismo mes de mayo, que me desmayo.

No es lo mismo un Fiat 600, que 600 en un Fiat.

domingo, 8 de marzo de 2009

This is the question

domingo, 8 de marzo de 2009
A veces, nos hacen preguntas que nos dejan fuera de fuego. ¿Nunca os ha pasado? A mí sin ir mas lejos me sucedió esto mismo hace unos pocos días. Sin saber cómo ni porqué me preguntaron: ¿Cómo te gustan las chicas…?

Si esto me lo hubiera preguntado un amigo no tendría mayor importancia, pero me lo preguntó ella. Y claro, yo que estaba con la guardia baja, tan a gustito a su lado, no supe qué contestar. Porque la respuesta que me vino inmediatamente a la cabeza fue: A mi me gustas tú.”

¿Qué contesté?, nada, me hice el loco y cambié de tema. Para vomitar una mentira mejor cerrar la boca.



sábado, 28 de febrero de 2009

WC

sábado, 28 de febrero de 2009
Me siento huérfano. Sentir, pero no estar. Por que mis papas me siguen dando guerra como siempre. Hace un minuto mi mamá me echaba la bronca por desordenado mientras mi papá comía dulces a escondidas. Yo lo que estoy es huérfano de cepillo de dientes. Y no es que no tenga. El problema es que solo tengo uno. ¡Yo! ¡Que siempre he tenido dos! Dos cepillos iguales aunque de distinto color que alternaba a cada uso.

Además, mis cepillos siempre han sido de los sencillos. De los que venden en pack de cuatro y cada uno es de un color. Sin embargo, ahora tengo un cepillo de dientes elegante, ergonómico y clínicamente testado. Uno de esos cepillos anunciados por exuberantes rubias de ojos azules. Y por cierto, por más que miré dentro de la caja del cepillo de dientes, la rubia no apareció por ningún lado.

Lo peor es que mi cepillo de dientes se cree mejor que yo. Me mira con aires de grandeza. Como si le debiera y no le pagase. Parece como si cada vez que lo uso me estuviera haciendo un favor. Y eso me revienta.

No sé qué se habrá creído, pero aquí el que manda soy yo. Debo mantenerme firme e inflexible y si se porta mal castigarlo. Y he aquí el problema. ¿Cómo puedo castigar al cepillo de dientes sin salir yo perdiendo? Por que me lo tengo que meter en la boca…

Imaginar que le hago una aguadilla con el agua del báter. A ver quien es el guapo que se lo mete luego a la boca. ¡Yo, no! Y si lo meto en agua hirviendo, igual la “Patrulla contra la caries de Colgate” me mete un puro…

Y hablando de patrullas, puros y báteres. Estoy cagao por que sospecho que me va ha llegar una de esas multas de 300 euros que meten los radares por exceso de velocidad. Y no es que me importe la multa, lo peor es que seguramente se va a unir a otra multa por lo mismo con un radar de la autopista. A este ritmo me retiran el permiso de conducir en mes y medio. Aunque lo peor de todo va a ser el broncazo de mi madre que se va a escuchar hasta en Kualalumpur.

domingo, 15 de febrero de 2009

Descanse en paz

domingo, 15 de febrero de 2009
Joseph Stanley se levantaba todas las mañanas a las 6:45. Desayunaba cereales con leche, se duchaba, y enfundado en un traje azul marino se dirigía al trabajo.

Trabajaba en el edifico B, planta 26, de las oficinas centrales de Hanck corp. Allí pasaba diez horas al día estudiando los activos de empresas que jamás había oído nombrar.

A las 11:45 tomaba un café de máquina junto a Ross y Kate, ambos de contabilidad. Durante veinte minutos comentaban la película que habían visto la noche anterior y después regresaban a sus respectivos puestos de trabajo.

A las 13:50 Joseph bajaba al comedor de la empresa y pedía el menú del día. Sobre las 16:00 volvía a su despacho y no paraba hasta las 20:30.

Del trabajo iba a casa. Hacia la colada, limpiaba el apartamento, cenaba y veía la película del Canal 4 hasta quedarse dormido. Todo esto día tras día, semana tras semana...

Una mañana, al cerrar uno de los cajones metálicos de su escritorio, se pilló un dedo causándose una profunda herida. Durante la comida fue incapaz de apartar la mirada de aquella herida cicatrizante. Y sin saber porqué, comenzó a acariciarla cada vez con más fuerza ,hasta que la herida volvió a sangrar.

Esa misma noche, delante del espejo, se dio una bofetada. Al día siguiente, en los lavabos de la oficina, golpeó la pared con el puño y apunto estuvo de romperse un dedo. Por la tarde, mientras redactaba un plan de viabilidad, se pellizcó la pierna con tanta fuerza que se hizo un moratón. Y siendo ya de noche se cortó las venas frente al televisor.

Durante los últimos veinte años Joseph había estado muerto en vida. Malgastando su existencia y viendo la vida pasar delante de sus ojos. Sin embargo, en los últimos dos días se había sentido más vivo que nunca a través del dolor. Y ese ansia por recuperar el tiempo perdido le había arrastrado hasta la muerte.

Joseph Stanley había muerto. Los forenses comentaron que lo había hecho de una de las peores formas posibles, no obstante, eran incapaces de comprender porqué tenia una sonrisa dibujada en su rostro.

lunes, 9 de febrero de 2009

Que chasco

lunes, 9 de febrero de 2009
De mayor quiero ser filántropo. No tengo muy claro lo que significa. Pero quiero serlo por que me encanta esa palabra. Ya veréis, pronunciarla en voz alta. No tengáis vergüenza. FI-LÁN-TRO-PO… ¡Que gozada! Es una palabra que te llena la boca. Qué belleza, qué rítmica, qué orgasmo lingüístico… FI-LÁN-TRO-PO…

Para mi, un filántropo es una mezcla entre melómano y proxeneta… ¿Qué por que creo esto? ¡Pues ni idea! Pero la imaginación es libre, ¿no? De todas formas, sea lo que sea, lo mejor de ser filántropo es la ropa. Por que cuando eres todo un señor filántropo, no puedes vestir de cualquier manera. Es imprescindible ir elegante, muy elegante. O lo que es lo mismo, vestir con chistera, capa y monóculo. Igualito a un Lord Ingles.

Hasta aquí yo era feliz, sin embargo, una vez más la realidad se encarga de machacar mis sueños. Y al buscar filántropo en el diccionario, me encuentro con que un filántropo es una persona que se distingue por el amor a sus semejantes…

Mi gozo en un pozo. ¡Menuda mierda! ¿Donde ha quedado la capa y el fanatismo promiscuo? Ahora resulta que un filántropo es una especie de oso amoroso. ¡Qué ruina! ¡¡¿En que momento la humanidad perdió el rumbo?!!

¡Paren el mundo… me quiero bajar!

sábado, 31 de enero de 2009

Little sweet darling

sábado, 31 de enero de 2009
De entre la vulgar multitud apareció ella. Tan esbelta, delicada, y frágil como siempre. Aunque con la fuerza de mil tornados. Caminaba orgullosa, altiva, suntuosa. Marcando firme el paso con el sonido de sus tacones.

Ocultos tras unas enormes gafas de sol estaban sus ojos. Ojos dulces, cariñosos, medrosos… Ojos inquietos que siempre parecían haber querido contemplar todo el mundo en tan solo una mirada. Ojos que me leían como un libro abierto. Que se sabían feroces. Que desnudaban mis sentimientos y devoraban mis entrañas.

Su larga melena azabache azotaba el viento con virulencia. Castigándolo por osar acariciarla.

Caminaba imperiosa y segura. Moviéndose al son del baile embaucador de sus caderas. Demostrando que la perfección es superable… que la miel no está hecha para la boca del asno… y que no hay sabor más dulce que besar lo deseado.

domingo, 25 de enero de 2009

2 en 1

domingo, 25 de enero de 2009
Noticias frescas !!! El día 19 tuve el examen práctico del permiso de conducir. Y… Aprobé !!! Me salió perfecto. El examinador no me puso ni tan siquiera una falta leve. Tomaaaa !!!



Así que ya hay un peligro más en la carretera. Si sois de Zaragoza y veis a uno conduciendo un Fiat Tempra blanco que se cree Schumacher, apartaos que soy yo jajaja.


Cambiando de tercio. Ahora un meme que me han encargado Mara y Hada Azul. Agarraos que vienen curvas!

Tres cosas que nunca he hecho pero me gustaría hacer:

1- Aprender a tocar el Violín.
2- Pilotar un helicóptero.
3- Bucear.

Tres cosas que nunca he hecho y que nunca haré:

1- Ponerme calcetines blancos con cualquier ropa que no sea deportiva.
2- Decirle a una chica este piropo: Si tu culo fuera un banco, te la metía a plazo fijo.
3- Pasear desnudo por la calle.

Nominados: ‘SweetBeth y ‘PrettyEstela.

viernes, 16 de enero de 2009

Fashion Victim

viernes, 16 de enero de 2009
No hay nada más desagradable en este mundo que el picor producido por las etiquetas de la ropa. Nada. Ni siquiera los morcillescos labios de Esther Cañadas o la voz nasal de la Duquesa de Alba.

Cuando yo era un niño, según mi madre todavía lo sigo siendo, las etiquetas eran de inofensiva tela. Pero las de hoy en día son de una especie de pseudo-tejido plástico incomodísimo.

Sé que me diréis: ‘¡Córtalas modorro!’… Pues no. ¡Error! Lo de modorro puede. Pero cortarlas en la mayoría de los casos solo empeora la situación. Transforma una etiqueta molestosa en un instrumento diabólico de esquinas afiladas que se clavan como alfileres.

Y yo me pregunto… ¿a qué nazi de la costura se le habrá ocurrido poner algo así a la altura del cuello o los riñones? Sin duda, al más retorcido. Con lo fácil que sería ponerlas en el puño de la manga, el bajo del pantalón, ¡o incluso no ponerlas!

Hace poco me compré una camisa ultra-fashion de la marca Jack & Jones, y por falta de una etiqueta llevaba cuatro. ¡Cuatro etiquetas! Parecía el libro gordo de Petete. Y en ellas, un nuevo eslabón en la cadena sado-textil, ¡el imperdible! Las cuatro etiquetas estaban sujetas al cuello con un imperdible dorado y afilado. Dorado como las trompetas que anunciarán el Apocalipsis. Y afilado como la lengua de Mariñas.

Está visto que ya no tienen bastante con producirnos insoportables picores. Han dado un paso más. Ahora, directamente quieren clavarnos en la yugular un estilete con forma de imperdible…

¿Nos dejaremos?
 
12 MIRADAS © 2008. Design by Pocket